UNIVERSIDAD POPULAR DE LA BOCA
 UN EJEMPLO DE LA EDUCACION EN LA ARGENTINA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Foto: Edificio del viejo Hospital Argerich, hoy sede de la Universidad Popular de La Boca.


A pincipios del Siglo XX, la población de La Boca estaba compuesta por un importante número de inmigrantes, casi la mitad de su población era de origen europeo, y la gran mayoría tenía el mismo origen trabajador.

Fue así como desde el Comité de la Unión Cívica Radical de La Boca , en mayo de 1917, se había elaborado un proyecto para crear un centro educativo orientado principalmente a los jóvenes, que les diera un instrumento de trabajo, los perfeccionase en un oficio y los preparase mejor para encarar los destinos del nuevo mundo que habían venido a buscar a la Argentina.

Antonio J. Bucich, el historiador de La Boca , en su libro La Boca del Riachuelo en la Historia  señala que: “El diagrama de este instituto había salido, en mayo de ese año, del local de la avenida Almirante Brown 1064. Ahí, se había elaborado. Pero el doctor Le Breton y sus colaboradores al descender la escalera de esa casa –es decir del Comité radical de la cuarta- y salir a la calle, habían dejado atrás definitivamente toda bandería. Nunca se le endosó al escudo de la Universidad boquense ninguna significación partidista. El libro y la hoz, y su leyenda en latín –quodest, eo decet uti: et quicquid agas, agere proviribus”- no se vieron bastardeados por objetivos proselitistas”.

Fue así como por iniciativa de Tomas Le Bretón y Leonidas Anastasi, el 2 de junio de 1917 se fundó la Universidad Popular de La Boca.

En el acto de la fundación, el Dr.  Anastasi dijo: “La llamaremos UNIVERSIDAD fuera de la aceptación de vocablo de la Real Academia ; pero con el mismo concepto que usaba el rey Alfonso El sabio para referirse a lo que hace siete siglos llamara el ¨Estudio¨; ¨Ayuntamiento de maestros y escolares que es fecho en un lugar, con voluntad y entendimiento de aprender los saberes¨. La llamaremos POPULAR, porque es para el pueblo; y para satisfacer su propósito de cultura. Y es de LA BOCA. Bien claro es su lugar predilecto, así como la vieja Universidad de Paris era la hija mayor de los reyes de Francia.  A él se la damos para que la gobierne, rija y administre como mejor le plazca”.

La primera Comisión Directiva estuvo presidida por el mismo Tomas Le Bretón, quien era en ese entonces diputado nacional, y estaba secundado por los incipientes profesores, algunos de ellos de notable jerarquía de la vida pública nacional y vecinos del barrio. Angel Gallardo fue su Vicepresidente Primero, Arturo Goyeneche su Vicepresidente Segundo, Benjamin Bonifacio su Secretario, Juan Paretto Prosecretario, Leonidas Anastasi Tesorero, Santiago Pertini Protesorero, y Vocales Honorio Pueyrredón, Leopoldo Melo, Víctor Molina, Fernando Saguier, Aquiles J. Bucich, Carlos Becu, Eduardo Saguier, Clemente Onelli, y  Sebastian Soler Director.

Los primeros 3 cursos de la Universidad fueron los de telegrafista, mecánico de aviación y clasificador de granos, ya que ellos podían ser dictados sin necesidad de que los alumnos hablaran el español. Fue por ello, que el cuarto curso que se dictó fue el de “Castellano para extranjeros”, con el objeto de integrar a los inmigrantes a la vida social y cultural de nuestro país.

La primera sede de la Universidad estuvo en la Escuela N ° 1 de la calle Aristóbulo del Valle 471, y sus cursos comenzaban a partir de las 19 hs., para facilitar la concurrencia de los trabajadores.

En el año 1978, la Universidad Popular de la Boca se trasladó a su actual sede de la calle Pinzón 546, en el viejo edificio que ocupó el Hospital Argerich hasta 1946.

Juan Carlos Kehiayán, su actual Presidente desde 1988, nos señala que “Las puertas de la Universidad siempre estuvieron abiertas, como ocurre ininterrumpidamente desde hace 93 años. Nunca cerraron. La Universidad siempre estuvo atenta a los cambios políticos y económicos de la Argentina , dictando los cursos que la gente necesitaba, a los efectos de brindar una salida laboral tanto en los procesos de industrialización como en el de la desindustrialización de los años noventa que vivió nuestro país”.

La Universidad Popular de La Boca , silenciosa pero siempre presente, ha permanecido intacta durante más de 9 décadas con su noble objetivo: formar espíritus y dignificar el sentido de la vida través de la enseñanza de oficios. Sigue siendo hoy como ayer, un faro de luz para todos aquellos, viejos y nuevos del barrio, para los vecinos y para quienes no lo son, para los nativos y extranjeros que la educación, es el único camino para la integración y el crecimiento de los individuos y de la sociedad en su conjunto.

 
Conexión 2000.  ISSN 1852-7612
Las opiniones expresadas en los artículos firmados, son responsabilidad de sus autores y  no necesariamente reflejan la opinion de la editora.
Permitida la reproducción total o parcial del material de esta publicación citando la fuente.